IBM ha anunciado en CES (la feria de tecnología de consumo más importante del mundo, que se celebra esta semana en Las Vegas) el primer ordenador cuántico para uso comercial, Q System One, del que Wisneiff es su principal responsable técnico.
Por otro lado, la compañia describe su máquina como “el primer sistema de computación cuántica universal diseñado para el uso científico y comercial”. La máquina, de 20 cubits (bits cuánticos), ha sido diseñada para impresionar. Está metida en una urna de cristal que absorbe el sonido y las vibraciones, y mantiene la temperatura estable, ya que los chips cuánticos son extremadamente delicados.
El diseño ha sido realizado por la famosa compañía de diseño industrial Map Project Office, que le ha dado una imagen entre vintage (es, claramente, un ordenador) y futurista. Sin embargo, y aunque la compañía hable del uso comercial del Q System One, a esta tecnología aún le queda mucho para ser utilizada fuera del circuito de la investigación científica.
La informática cuántica es distinta de la informática clásica; no usa bits sino cubits, que es la unidad de información básica. Los bits tradicionales guardan la información como 0 y 1 mientras que la informática cuántica usa un fenómeno conocido como superposición para usar básicamente ambos simultáneamente. De esta forma, el cubit puede ser 1 y 0 al mismo tiempo, por lo que la cantidad de información que puede acumular crece de forma exponencial. Las posibilidades de este tipo de computación son infinitas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here