En las casi 48 horas del deslizamiento en San Jorge Kantutani (la zona más afectada), Inmaculada Concepción y 14 de septiembre, 68 viviendas colapsaron y 19 más tendrán que ser «necesariamente derruidas», informó la mañana de este jueves el alcalde Luis Revilla. Dijo además que hay otra franja de viviendas que se encuentran en permanente monitoreo para establecer si también tendrán que ser derruidas.

Detalló que hay 79 casas que están siendo vigiladas y anunció que en las próximas horas comenzará a operar la maquinaria pesada luego de que se confirme que el movimiento de terrenos se detuvo. Agregó que la cifra de familias damnificadas subió al menos a 180.

«Hemos logrado detener en gran parte el deslizamiento, además que el propio evento físico se ha terminado de detener en las últimas horas y estamos previendo ingresar ya con maquinaria en las siguientes horas», dijo.

“La franja roja es de aquellas viviendas que han sido desalojadas, pero que obligatoriamente tienen que ser demolidas, estamos hablando específicamente de 19 viviendas que tiene que ser demolidas para poder estabilizar el área”, detalló en una conferencia de prensa.

Luego añadió que hay un sector “verde” que “todavía está en evaluación de demolición”, todo depende del movimiento del deslizamiento y puede ser que no haya necesidad de asumir esa medida, lo que permitiría el retorno de sus moradores. En este sector hay 26 viviendas en riesgo.

Asimismo, hay una zona “azul” que alberga a 53 inmuebles que son objeto de monitorización constante.

“Esto quiere decir que tenemos 53 viviendas que han sido desalojadas preventivamente, pero que en función a los trabajos y a la estabilización que se desarrollará en el curso de las siguientes horas y días es posible que las familias puedan volver, eso hemos explicado ayer a los damnificados”, dijo Revilla.

Detalló que de las 68 viviendas colapsadas solo 25 de ellas contaban con planimetría, lo que significa que el resto (43) eran construcciones ilegales «De las 68 viviendas que han colapsado con motivo de la emergencia, solo 25 se encontraban dentro de planimetría, el resto estaba fuera. Solo 15 viviendas tenía catastro y el resto no y la gran mayoría de las viviendas no tenían autorización del Gobierno Municipal, principalmente en la parte baja”, dijo.

Fuente: La Razón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here