Estados Unidos impuso este viernes sanciones contra dos compañías y dos buques petroleros para coartar el transporte de crudo de Venezuela a Cuba, y amenazó con nuevas restricciones a quienes operan en los sectores de defensa e inteligencia venezolanos.

En un comunicado, el Departamento del Tesoro describió sus sanciones como «una respuesta directa al arresto ilegal por parte del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) de miembros de la Asamblea Nacional (Parlamento)», dos días después de que el vicepresidente de ese hemiciclo, Édgar Zambrano, fuera detenido.

«La acción de hoy del Tesoro avisa a los servicios militares y de inteligencia de Venezuela, así como a quienes les apoyan, de que su respaldo al régimen ilegítimo de (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro tendrá consecuencias graves», dijo en la nota el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin.

«Estados Unidos tomará más medidas si Cuba sigue recibiendopetróleo venezolano a cambio de apoyo militar», advirtió Mnuchin.

Las sanciones marcan la primera represalia de Washington al arresto de Zambrano, acusado junto a otros nueve diputados de estar involucrado en el fallido levantamiento militar liderado la semana pasada contra Maduro por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido por EEUU como presidente legítimo de Venezuela.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, exigió este jueves la «liberación inmediata» de Zambrano, pero un tribunal venezolano ordenó hoy viernes juzgar por la vía ordinaria a ese diputado y recluirle en el principal fuerte militar de Venezuela.

Las nuevas sanciones estadounidenses afectan a dos buques petroleros con bandera de Panamá, el León Días y el Ocean Elegance, que según el Tesoro entregaron petróleo venezolano a Cuba desde finales de 2018 hasta marzo de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here