Las inconsistencias continúan siendo el pan de todos los días en la gestión del ministro de comunicación del gobierno de Evo Morales, Manuel Canelas, quien al parecer, estaría determinado en elevar para conocimiento de la Contraloría General del Estado boliviano, algunas de las irregularidades de la gestión de una de sus antecesoras, Marianela Paco.

Y es que, según informaciones de personeros del ministerio de comunicación -quienes solicitaron mantener el anonimato-, Canelas estaría muy “consternado” tras haberse enterado de algunas irregularidades referentes a la adquisición y posterior uso de 5.000 televisores que habrían sido adquiridos por la cartera de comunicación, entre 2015 y 2016.

Televisores chilenos

Entre 2015 y 2016, Paco adquirió alrededor de 5.000 televisores para su gestión al frente del ministerio de comunicación, mismos que habrían sido adquiridos en Chile.

El Estado boliviano, en ese entonces, pagó un monto correspondiente a 25 mil millones de bolivianos por dichos aparatos, equivalente a 3 millones 600 mil dólares, aproximadamente.

La finalidad de adquirir esa cantidad de televisores nunca quedó clara, como tampoco fue claro el uso brindado a los mismos. Una revisión realizada por este medio al conjunto de proyectos ejecutados por el ministerio de comunicación desde 2015 hasta entonces, revela que en ninguno de ellos, aparecen rubros o por el estilo que estén relacionados con esos aparatos de origen chileno.

Según las fuentes señaladas, los televisores se encuentran desde 2016 en las bodegas de la editorial del Estado, adscrita también al ministerio de comunicación, y que desde noviembre de 2017 es gerenciada por la también ex-ministra de comunicación, Amanda Dávila.

De acuerdo con las fuentes, los aparatos se encuentran en muy mal estado, prácticamente inutilizables, .

Dávila, en el 2014 y como parte de su gestión al frente de la cartera de comunicación, fue quien firmó el cuestionado contrato con la alemana Heidelberg, empresa que habría sido contactada con posterioridad a la firma en 2013 del decreto 1818, que creaba la editorial cuya gerencia, tres años después, estaría en su poder.

Se avecinan investigaciones

Consultado, el actual ministro de comunicación, Manuel Canelas, reconoció tener “muchas dudas” sobre las conexiones alrededor de esos televisores, razón por la cual, manifestó, planea en los próximos días elevar a conocimiento de la Contraloría General del Estado el caso para investigación.

“No puedo adelantar criterio, y espero de verdad que todo se aclare. Sin embargo, todo me parece muy raro”, manifestó Canelas, quien afirma haber puesto en conocimiento de la situación al vicepresidente Álvaro García Linera. “Estamos muy consternados”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here