En Francia viven unos 4.000 bolivianos. En total están conformadas unas 18 asociaciones de residentes, según datos proporcionados por ellos mismos. En ese mundo, la expectativa es grande por la visita de la selección nacional a la francesa, el próximo domingo en Nantes, en un partido amistoso inédito.

“Los bolivianos estamos muy, pero muy entusiasmados por la llegada de la selección. Al conocer la noticia, incluso se armaron paquetes de viajes a Nantes, pensamos en un festival folklórico y en otras actividades, pero todo se cayó debido a que fueron pocos los compatriotas que lograron adquirir los boletos para el partido”, cuenta —desde París— José Luis Martínez, presidente de las Asociaciones Bolivianas en Francia.

Ver a Bolivia ante la campeona del mundo no es de todos los días. Más de 1.000 residentes nacionales en ese país intentaron adquirir sus entradas, la mayoría en vano.

Además, de parte de la Federación Francesa de Fútbol (FFF) no hubo un sistema que pusiera a disposición de los hinchas de la selección visitante una cifra determinada de boletos. De esa manera, los franceses arrasaron adquiriendo la mayoría de los 38.000 asientos que aseguran un lleno completo para el encuentro que se jugará en el Estadio de la Beaujoire de Nantes.

Martínez es paceño, ingeniero en robótica, residente en Francia desde hace más de 30 años. “Yo compré tres entradas, pero somos seis en casa y todos queremos ir al estadio. Veremos cómo hacemos”,.

Su familia está ilusionada y cuenta días y horas para ver a la Verde. “El corazón late más fuerte. Hay una sensación de orgullo porque llegue nuestra selección y juegue ante la campeona mundial”.

Por su parte Vladimir Conde, también paceño, es músico y vive hace 20 años en Nantes. También él pudo acceder a algunas entradas, lo hizo “de milagro”, asegura.

“Hubo muchos bolivianos que nos llamaron para ver cómo nos íbamos a organizar para la fiesta del domingo, pero eso de las entradas nos complicó”. Él radica en Nantes, donde vive con su esposa e hijos franceses.

Vladimir y su hermano Richard, además del orureño Gustavo López, son integrantes del grupo Tabaco y Ron Explosivo, que hace salsa, cumbia y merengue. En Bolivia se dedicaban al folklore con el grupo Wiphala, pero “estos tiempos exigen adaptarse a lo que pide la gente”.

“Ojalá que el día del partido haya algunas decenas de compatriotas alentando a nuestra selección en el estadio. Bolivia pudo tener un gran apoyo, pero las entradas se acabaron en menos de 14 horas. Como que los mismos franceses se quejaron de la escasez”, dice Vladimir Conde.

Los franceses de Nantes también se entusiasmaron por ver a su selección, que la mayoría de los partidos los juega en París.

“Nantes es cosmopolita, no es loca como otras ciudades, pero sí muy futbolera. Su gente va a alentar a su selección y nosotros igual iremos a apoyar a la nuestra”.

En París, Elvira Meléndres, francesa de nacimiento pero de padre boliviano, el músico paceño Helberto Meléndres, dirige a la asociación Wayra.Ella contó que su organización no pudo adquirir entradas pese a que estuvo atenta a la apertura de la venta, aunque igual el apoyo será desde lejos.

“Pese a esa frustración, los bolivianos igual estamos entusiasmados por que la selección venga a Francia a jugar. Vamos a apoyar a la distancia”.Su padre dejó La Paz hace 35 años buscando un mejor destino y se instaló para siempre en territorio francés.

Fuente: Marcas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here