El presidente Evo Morales inauguró ayer, en la zona del Parque Industrial de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, oficinas del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem) para distribuir el subsidio prenatal y lactancia, y el subsidio universal prenatal por la vida.

En un emotivo acto que contó con la participación de la gerente del Sedem, Patricia Ballivián; del viceministro de Defensa del Consumidor, Guillermo Mendoza, y cientos de madres junto a sus hijos, Morales explicó que el subsidio universal, que otorga el Estado boliviano a las mujeres gestantes que no tienen un seguro de salud a partir del quinto mes de embarazo, marcó un récord y es el primero en Latinoamérica.

“2.000 bolivianos es como 300 dólares, y la hermana Patricia (Ballivián), me estaba informado es algo récord, primero en toda Sudamérica, en toda América Latina, este subsidio que tenemos”, dijo.

El Jefe de Estado expresó su complacencia por la flamante infraestructura, a la que calificó como un gran supermercado para repartir siete alimentos aprobados por el Ministerio de Salud, con el fin de que las progenitoras tengan una buena alimentación durante la gestación y lactancia.

El paquete de casi 60 kilos consiste en cereales, lácteos, azúcares y aceites; además de productos frescos como carne de res, de pollo, pescado, huevo, frutas, verduras y tubérculos.

“Muy contentos por inaugurar instalaciones del @Sedem_Bolivia en #SantaCruz, donde se entregarán productos del Subsidio Prenatal y de Lactancia a 64 mil madres. Cuando nos comprometemos con la misión de trabajar en beneficio de la nación, hacemos nuestra tarea con amor y dedicación”, escribió el Presidente en su cuenta de Twitter.

En ese contexto, recordó que ese beneficio antes de 2006 era de 400 bolivianos para las esposas de los trabajadores del sistema público, y que gracias a la buena situación económica del país por la nacionalización de los hidrocarburos y de las empresas estratégicas del Estado, ahora es por más de 2.000 bolivianos. Además que se favorecen las madres que no tienen maridos asalariados con un valor de 300 bolivianos al mes en subsidio, con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN).

“De acuerdo con la información que tenemos, ¿cuántas hermanas se benefician con el subsidio universal?, son 28.922, y con el subsidio prenatal y lactancia, 35.430. En total tenemos 64.352, (y aunque) no siempre va a ser un número estable, nacen y otros ya van pasando de edad, es importante para mejorar la salud, para que las nuevas generaciones tengan una buena alimentación”, sostuvo.

Morales explicó que los resultados alcanzados en más de 13 años de la Revolución Democrática y Cultural y del Proceso de Cambio ya no solo dependen de los recursos naturales como el gas, sino que la inversión se ha diversificado a otros rubros,  como a la industrialización de la materia prima, por lo que la economía del país seguirá mejorando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here